Tsunami en Hawai causó pérdidas millonarias, pero no víctimas

WASHINGTON.– El tsunami que golpeó el viernes las costas de Hawai causó pérdidas de decenas de millones de dólares, pero no dejó víctimas mortales ni heridos, según el gobernador del estado, Neil Abercrombie, que hoy visitará las zonas afectadas.

El gobernador ha firmado, no obstante, una declaración de estado de desastre, lo que permitirá el desembolso de fondos federales, según informó hoy la cadena CNN. “Los daños se cuentan por millones en términos de propiedad, pero son muy pequeños si miramos a las personas.

Por supuesto, somos muy afortunados”, dijo Abercrombie, que pronostica consecuencias “terribles” para la economía de la región.

El peor golpe se lo llevará el turismo, el principal motor económico de la isla, dado que miles de japoneses han cancelado ya sus reservas vacacionales en Hawai tras el terremoto.

Las zonas más afectadas son Kealakekua, en Isla Grande, el puerto de Maalaea y la localidad de Kahului en Maui, según la cadena local KITV.

El tsunami generado en la costa este de Japón a raíz del terremoto de 9 grados en la escala de Richter llegó a las islas de Kauai y Ohau el viernes con fuerza disminuida.

Japón pide “sangre fría” a sus socios del G-8 ante la crisis nuclear

EFE
París

El ministro japonés de Exteriores, Takeaki Matsumoto, pidió hoy a sus homólogos del G-8 que tengan “sangre fría” ante la crisis nuclear en Japón.

“Quiero solicitar de los países extranjeros sangre fría”, declaró Matsumoto en la conferencia de prensa de cierre del encuentro de dos días en París de responsables diplomáticos del G-8.

El ministro dijo que ha recibido el apoyo “muy fuerte” de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Reino Unido y Rusia, y agradeció que hayan considerado digna la reacción de los japoneses ante los problemas en sus centrales nucleares.

El titular francés de Exteriores, Alain Juppé, insistió en el “pleno apoyo” a Japón del resto de los países del G-8, y aseguró que siguen “movilizados para responder a cualquier demanda” de sus autoridades, al tiempo que puso el acento en las “circunstancias particularmente dramáticas” que se dan allí.

En la declaración final, los ministros de Exteriores del G-8, además de expresar sus condolencias por los muertos a causa del terremoto y del tsunami, expresaron su plena confianza “en la capacidad del Gobierno japonés para arreglar la crisis y rindieron homenaje al valor y a la dignidad del pueblo japonés”.

Matsumoto reconoció que “la situación sigue siendo difícil” y que como Gobierno “hacemos todos los esfuerzos posibles”, además de recordar que por el momento han solicitado la asistencia de un equipo técnico del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).